Skip to content
20 noviembre, 2012 / Noógrafo

In memoriam Joe Hill, Rebelde, agitador, sindicalista. Asesinado por el estado el 19 de noviembre de 1915.

La vida de este agitador laboral sueco de comienzos del siglo XX es algo que merece relatarse y recordarse. Uno de los héroes mártires de los IWW norteamericanos.

Joe HillCompositor de canciones, trabajador itinerante y organizador sindical, Joe Hill se hizo mundialmente famoso después de que un tribunal de Utah le condenó a muerte. Incluso antes de la campaña internacional para revocar su sentencia, Joe Hill ya era bien conocido en las junglas de vagabundos, en las líneas de piquetes y en las manifestaciones obreras como el autor de populares canciones obreras y como agitador de Industrial Workers of the World (IWW). Gracias en gran parte a sus canciones y a su conmovedora y bien publicitada apelación en la víspera de su ejecución – “No gasteis tiempo en funerales, organizad!”- Hill se convirtió y así es recordado como el mártir más conocido de IWW y héroe obrero popular.

Joe Hill

Nacido Joel Hägglund el 7 de Octubre de 1879, el futuro “trovador del descontento” creció como el cuarto de los seis hijos supervivientes en una devota familia luterana en Gävle, Suecia, donde su padre, Olaf, trabajaba como ferroviario. Sus padres disfrutaban de la música y a menudo hacían cantar a la familia. Siendo joven, Hill componía canciones sobre los miembros de su familia, asistían a conciertos en el local de la asociación obrera de Gävle y tocaba el piano en un café local.

En 1887, el padre de Hill murió de una herida ocupacional [accidente laboral ??] y los niños se vieron forzados a salir de la escuela para salir adelante. Un Hill con 9 años trabajó en una fábrica de cuerdas y más tarde como bombero en una grúa a vapor. Tocado de tuberculosis de piel y articulaciones en 1900, Hill fue a Estocolmo en busca de una cura y trabajó en trabajillos mientras recibía un tratamiento de radiación una larga serie de operaciones defigurantes en su cara y cuello. Dos años más tarde, la madre de Hill, Margareta Katarina Hägglund, murió tras sufrir una serie de operaciones para curar un persistente achaque de espalda. Con su muerte, los seis hijos Hägglund supervivientes vendieron la casa familiar y se aventuraron por su cuenta. Cuatro de ellos se asentaron por algún lugar de Suecia, pero el futuro Joe Hill y su hermano menor, Paul, compraron un pasaje para los Estados Unidos en 1902.

Poco se sabe de los hecho y andanzas de Hill en los siguientes 12 años. Se sabe que trabajó en varios trabajos en Nueva York antes de mudarse a Chicago, en donde trabajó en una fábrica de maquinaria, fue despedido y puesto en una lista negra por tratar de organizar un sindicato. El registro lo encuentra en Cleveland en 1905, en San Francisco durante el Gran Terremoto de abril de 1906 y en San Pedro, California, en 1910. Ahí se unió a IWW, sirviendo por varios años como secretario del local de San Pedro y escribió sus más famosas canciones, incluyendo “The Preacher and the Slave” (El predicador y el esclavo) y “Casey Jones-A Union Scab” (Casey Jones-Esquirol). Sus canciones, aparecieron en el “Pequeño Libro Rojo de Canciones” de IWW, unidas a la experiencia de virtualmente cada grupo de IWW importante, desde trabajadores fabriles inmigrantes a trabajadores migrantes sin hogar a ferroviarios.

En 1911, estuvo en Tijuana, México, formando parte de un ejército de varios cientos de vagabundos errantes y radicales que buscaban derrocar la dictadura mexicana de Porfirio Diaz, tomar la Baja California, y emancipar la clase obrera y declarar la libertad industrial. (La invasión duró seis meses antes de que disensiones internas y un gran destacament o mejor entrenado de tropas mexicanas echó a los últimos 100 rebeldes por la frontera.) En 1912, parece que Hill estaba activo en una coalición de “Libertad de Expresión” de Wobblies, socialistas, sufraguistas y miembros de la AFL en San Diego protestando una decisión de la policía de cerrar la zona centro a los mítines callejeros. También apareció en una huelga de constructores de vias de tren en la Columbia Británica, escribiendo varias canciones antes de volver a San Pedro, donde prestó un apoyo musical a los estibadores italianos en huelga.

La huelga de los estibadores de San Pedro llevó a Hill a tener su primer encuentro registrado con la policía, que le arrestó en junio de 1913 y estuvo detenido 30 días bajo un cargo de vagancia, por que como se dijo más tarde, él fue “un poco más activo que el traje del jefe del pueblo” durante la huelga. El 10 de enero de 1914, Hill llamó a la puerta de un médico de Salt Lake City a las 11:30 p.m. pidiendo ser tratado por una herida de bala que dijo, le fue infligida por un marido iracundo que le acusó de insultar a su mujer. Antes en aquella noche, en otra parte de la ciudad, un verdulero y su hijo habían sido asesinados. Uno de los asaltantes fue herido en el pecho por la víctima joven antes de morir. La herida de Hill, por tanto, lo ataba al incidente. El incierto testimonio de dos testigos y la falta de corroboración de la coartada de Hill convencieron al jurado local de su culpabilidad, incluso aunque ningún testigo fue capaz de identificar a Hill concluyentemente y el arma utilizada en los asesinatos nunca fue encontrada.

La campaña para librar a Hill comenzó dos meses antes del juicio y continuó incluso después de su ejecución ante el pelotón de fusilamiento el 19 de noviembre de 1915. Entre sus defensores se incluían a la socialmente progresista hija de un antiguo presidente de la Iglesia mormona, obreros radicales, activistas y simpatizantes incluyendo al presidente de la AFL Samuel Gompers, el ministro sueco en los Estados Unidos e incluso al presidente Woodrow Wilson. La Corte Suprema de Utah, sin embargo, rechazó repetir el veredicto y la Junta de Amnistías de Utah renunció a conmutar la sentencia de Hill. La Junta no quiso oir el testimonio de la mujer a quien supuestamente había ofendido en una sesión cerrada, pero Hill renunció a identificar a su atacante, insistiendo en que haciendo eso se dañaría la reputación de la dama.

Hill se hizo más famoso en su muerte que cuando vivía. A Bill Haywood, el antiguo presidente de la Federación de Mineros del Oeste y líder más famoso de IWW, Hill escribió: “Adiós Bill: Muero como un verdadero rebelde. No gasteis tiempo en funerales, organizad! Hay cien millas de aquí a Wyoming. ¿Podrías conseguir que mi cuerpo llegue a la frontera del estado paraser enterrado? No quiero ser encontrado muerto en Utah.” Parece que realmente murió como un rebelde. Un miembro del pelotón de fusilamiento en su ejecución reconoció que la orden de “Fuego!” partió de el mismo Hill.

Tras un breve servicio en Salt Lake City, el cuerpo de Hill fue enviado a Chicago, donde miles de personas de luto escucharon la canción “Rebel Girl” de Hill por primera vez, escucharon horas de discursos y luego siguieron su carruaje funerario la cementerio Graceland, donde el cuerpo fue incinerado y las cenizas enviadas por correo a los locales IWW de cada estad excepto Utah así como a simpatizantes de cada continente habitado del globo. Según uno de los colegas wobblies compositores de canciones, Ralph Chaplin (quien escribión las palabras del “Solidarity Forever,” entre otras canciones), todos los sobres fueron abiertos el 1 de Mayo de 1916, y sus contenidos esparcidos a los vientos, de acuerdo con la última voluntad de Hill, expresada en un poema escrito en la víspera de su muerte:

Testamento Joe HillMy body? Ah, if I could choose,
I would to ashes it reduce,
And let the merry breezes blow
My dust to where some fading flowers grow.

Perhaps some fading flowers then
Would come to life and bloom again.
This is my last and final will.
Good luck to you.

¿Mi cuerpo? Ah, si pudiera elegir,
Lo haría a cenizas sea reducido,
Y dejaría a las alegres brisas soplar
Mi polvo hasta donde algunas flores mustias crecen.

Quizás algunas flores mustias entonces
Volverían a la vida y florecerían otra vez.
Este es mi última y final voluntad.
Buena suerte para vosotros.

Joe Hill

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: