Skip to content
11 mayo, 2011 / Noógrafo

Transformación social- o la abolición de la sociedad. Por Feral Faun

“¿Estas esperando la revolución? Que así sea! La mía comenzó hace mucho tiempo! Cuando estés listo…no me importara ir junto a ti por un tiempo. Pero cuento tu pares, yo continuare en mi forma loca y triunfal hacia la sublime gran conquista de la nada!”
Renzo Novatore

“Sociedad…1. un grupo de personas que tienen las mismas costumbres, creencias, etc, o viven bajo un gobierno común y que son vistas como formando una sola comunidad…3. todas las gente, cuando vista como conformando una comunidad en la cual cada persona es parcialmente dependiente en el resto” Webster’s New World Dictionary

Nada que “sepamos” puede ser asumido como verdad-nada de nuestras concepciones del mundo son sagradas y haríamos bien en cuestionarlas a todas. Muchos anarquistas hablan sobre el crear una sociedad “nueva” o “libre”. Pero pocos cuestionan la idea de la sociedad en si misma. La concepción de la sociedad es amorfa-y así mas difícil de tratar con aspectos particulares de esta como el gobierno, la religión, el capitalismo o la tecnología. Esta tan inculcado en nosotrxs que cuestionarla se siente como cuestionar nuestra naturaleza misma-lo cual hace mas necesario hacer esto. El liberarnos a nosotrxs mismxs de las armaduras de carácter que reprimen nuestros deseos y pasiones puede demandar, no solamente la transformación de la sociedad, pero su abolición. Las definiciones de diccionario arriba muestran a la sociedad como una sola entidad hecha de individuxs que están en una condición de (al menos potencialmente) dependencia sobre los otrxs-lo cual es decir, que nos son completas en si mismos. Yo veo a la sociedad como un sistema de relaciones entre seres que están actuando (o siendo tratados) como roles sociales en tanto reproducir al sistema y a si mismos como individuos sociales.

La dependencia de los individuos sociales no es la misma que la dependencia biológica de los infantes. La dependencia biológica termina cuando el infante logra una movilidad adecuada y coordinación entre la mano y los ojos (en alrededor de 5 años). Pero en esos cinco años, las relaciones sociales de la familia reprimen a los deseos de los niños, provocan el miedo del mundo en ellos y así sumergen el potencial de una individualidad llena, libre y creativa bajo las capas de armadura que es el individuo social. Bajo la dependencia psíquica que nos hace ligarnos desesperadamente lxs unxs a lxs otrxs mientras nos despreciamos mutuamente. Todas las relaciones sociales tienen su base en la incompletitud producida por la represión de nuestras pasiones y deseos. Su base es nuestra necesidad entre nosotrxs, no nuestro deseo por lxs otros. Estamos usándonos entre nosotrxs. Así toda relación social es una relación de empleador / empleado, que explica el porque estas se ven siempre, hasta cierto punto u otro, como convirtiéndose en una de adversarixs-ya sea a través de denigraciones bromistas, disputas o claras peleas. ¿Cómo puede ser que no terminemos detestando a aquellos que usamos y odiemos a aquellos que nos usan?

La sociedad no puede existir sin roles sociales-esto explica porque la familia y la educación en alguna forma son partes esenciales de la sociedad. El individuo social no pone en practica solo un rol social-sino mezcla justos muchos roles que crean la armadura de carácter que se la confunde con la “individualidad”.

Los roles sociales son formas en las cuales los individuxs son definidos por todo el sistema de relaciones que es la sociedad en tanto reproducir a esta. Estas hacen a individuos útiles a la sociedad por medio de hacerlos predecibles, por medio de definir sus actividades en términos de necesidades de la sociedad. Los roles sociales son trabajo-en el sentido amplio de actividad que reproduce el ciclo de producción / consumo. La sociedad es en tanto la domesticación de los seres sociales-la transformación de seres potencialmente creativos, lúdicos, salvajes que pueden relacionarse libremente en términos de sus deseos en seres deformados usándose los unos a los otros para tratar de lograr necesidades desesperadas, pero que lo logran solo por medio de reproducir la necesidad y el sistema de relaciones basadas sobre esta.

Una varicela en todo cautiverio, aunque sea en el interés de el bien universal, aunque en el Jardín de Montezuma de piedras preciosas” Andre Breton

Individuxs de espíritu libre no tienen interés en relacionarse seriamente como roles sociales. Predeciblemente, relaciones predeterminadas nos aburren y no tenemos deseo alguno en continuarlas para reproducirlas. Es verdad que ellas ofrecen alguna seguridad, estabilidad y familiaridad…pero a que precio! En ves, queremos libertad de relacionarnos en términos de nuestros deseos sin reprimir, la apertura de todas las posibilidades, el fuego impecable de nuestras pasiones sin limites. Y este tipo de vida se encuentra fuera de cualquier sistema de relaciones predecibles y predeterminadas.

La sociedad ofrece seguridad, pero lo hace por medio de erradicar el riesgo que es esencial al juego libre y la aventura. Nos ofrece sobre vivencia-a cambio de nuestras vidas. Esto debido a que la sobrevivencia que nos ofrece es sobrevivencia como individuos sociales-como seres que son compuestos de roles sociales, alienados de sus pasiones y deseos-envueltos en relaciones sociales a las que son adictos, pero las que nunca satisfacen.

Un mundo de relacionamiento libre entre individuos no reprimidos seria un mundo libre de la sociedad. Todas las interacciones serian determinadas inmediatamente. Todas por los individuos envueltos, en términos de sus deseos-no por las necesidades de un sistema social. Tendremos a asombrarnos, deleitarnos, enfurecernos lxs unxs a lxs otrxs, a evocar pasión real en ves de mero aburrimiento, complacencia, aversión, o seguridad. Cada encuentro tendría un potencial para la aventura que no puede existir plenamente en donde la mayoría del relacionamiento es en la forma de relaciones sociales. Así en ves de mantenerse cautivos en este “jardín de piedras preciosas” llamado sociedad, yo escojo el luchar para abolir la sociedad-y eso tiene algunas implicaciones en tanto como yo comprendo la revolución (por falta de un mejor termino).

La lucha para transformar la sociedad es siempre una lucha por poder, debido a que su objetivo es el obtener control sobre el sistema de relaciones que es la sociedad (un objetivo que yo veo como no realista en tanto este sistema esta ahora en su mayoría mas allá del control de cualquiera). En tanto, no puede ser una lucha individual. Requiere actividad de masa o de clase. Los individuos tienen que autodefinirse como seres sociales en esta lucha, suprimiendo cualquier deseo individual que no entra en el “gran” objetivo de la transformación social.

La lucha para abolir la sociedad es una para abolir el poder. Es esencialmente la lucha de individuxs para vivir libres de roles sociales y reglas, para vivir sus deseos apasionadamente, para vivir todas las cosas mas maravillosas que ellxs puedan imaginar. Los proyectos y las luchas grupales son parte de esto, pero estas salen de las formas en las cuales los deseos de lxs individuxs pueden potenciar la de los otrxs, y pueden disolverlos cuando comienzan a sofocar a lxs individuxs. El camino de esta lucha no puede ser mapeado debido a que su base es la confrontación entre los deseos de lxs individuxs de espíritu libre y las demandas de las sociedad. Pero los análisis de las formas en las cuales la sociedad nos moldea y de las fallas y éxitos de las rebeliones pasadas son posibles.

Las tacticas usadas contra la sociedad son tantas como los individuos envueltos, pero todas comparten el objetivo de erosionar el control y el condicionamiento social y el liberar los deseos y pasiones de los individuos. La impredicibilidad del humor y lo lúdico es esencial, evocando un caos Dionisiaco. El jugar con roles sociales en formas que erosionan su utilidad para la sociedad, que los ponen cabeza arriba, haciendo juguetes de estos es una practica que vale la pena. Pero en forma mas importante, confrontemos a la sociedad con nosotrxs, con nuestrxs deseos y pasiones unicxs, con la perspectiva que no vamos a dejarlos, o centrar nuestras actividades alrededor de ella, sino que vamos a vivir bajo nuestros propios términos.

La sociedad no es una fuerza neutral. Las relaciones sociales solo existen por medio de la supresión de las pasiones y los deseos de lxs individuos, por medio de la represión de todo lo que hace el relacionamiento libre posible. La sociedad es domesticación, la transformación de los individuos en valores de uso y del libre juego en trabajo. El libre relacionamiento entre lxs individuxs que se rehúsan y resisten su domesticación erosiona a toda la sociedad, y abre todas las posibilidades. Y a aquellxs que sienten que pueden lograr la libertad por medio de una mera revolución social, prestemos estas palabras de Renzo Novatore:

¿Estas esperando la revolución? Que así sea! La mía comenzó hace mucho tiempo! Cuando estés listo…no me importara ir junto a ti por un tiempo. Pero cuento tu pares, yo continuare en mi forma loca y triunfal hacia la sublime gran conquista de la nada!

Extraido de Reflexiones Para La Revuelta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: